Amenazado de muerte por defender el agua y la tierra

,

Juan Carlos Flores, un abogado ambientalista perteneciente al Frente de Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua (FPDTA), perdió a su compañero Samir Flores (quien fue asesinado en el año de 2019), intentaron matarle a él, le han encarcelado y absuelto por falta de pruebas y allanaron su casa tres veces en dos semanas por ser uno de los principales en la lucha, desde hace una década, contra el Proyecto Integral Morelos (PIM), una macrooperación energética y extractivista del Estado mexicano, en colaboración con las empresas españolas Abengoa, Elecnor y Enagás, que ya ha erigido una central termoeléctrica en Morelos. También un gasoducto que atraviesa Puebla, Morelos y Tlaxcala y bordea las faldas del Popocatépetl, uno de los volcanes más inestables del mundo.

NO AL GASODUCTO
CARTELES DE LA CAMPAÑA EN DEFENSA DEL TERRITORIO Y EL AGUA
MANIFESTACIÓN ANTE EL ASESINATO DE SAMIR FLORES EN 2019
EXIGIMOS JUSTICIA PARA SAMIR

Conoce más de esta historia en: EL PAÍS