ESCRITO POR: IVÁN RODRÍGUEZ | 1 DE AGOSTO 2022 | EL ECONOMISTA

La mayor parte del agua subterránea (58.1%) con la que cuenta México no cumple con la norma por lo que es considerada con mala calidad, de acuerdo con información de la Red Nacional de Medición de la Calidad del Agua (Renameca).

Según los datos integrados en un documento, se revisaron 2,070 sitios en agua subterránea del país y se encontró que 39.0% (rojo) no cumple con fluoruros, coliformes fecales, nitrógeno de nitratos (N-NO3), arsénico total, cadmio total, cromo total, mercurio total y/o plomo total.

También se reveló que 19.1% (amarillo) no cumple con alcalinidad (CaCO3), conductividad, dureza (CaCO3), sólidos disueltos totales-riego agrícola, sólidos disueltos totales-salinización, manganeso total y/o hierro total. Por último se confirmó que el resto de los sitio (41.9%) cumple con todos los límites aceptables de calidad de agua para los parámetros analizados por lo que su color en el semáforo es verde.

Los estados en donde se concentran el mayor número de sitios de agua subterránea en color rojo son Durango con 225 y Guanajuato con 110.

“La medición de la calidad del agua subterránea se realiza empleando como referencia los estándares nacionales e internacionales para el agua de consumo. Sin embargo, la calidad del agua se mide en la fuente de abastecimiento, es decir, en su condición natural, sin tratamiento o potabilización”, se lee en el documento.

La investigadora del Centro de Estudios Demográficos, Urbanos y Ambientales de El Colegio de México, Dra. Judith Domínguez explicó que existe un grave problema en la calidad del agua por diversas razones.

La primera de ella es por las descargas de agua residuales, actividad que no solamente realizan las industrias en el país, sino también los municipios ya que éstos no tratan sus aguas.

“Por otro lado también tenemos un gran problema por esta contaminación natural y eso en el norte del país está plagado de ejemplos. En SLP, pero varios del norte del país, el agua tiene flúor, la cual se tiene que pasar por un proceso de potabilización, más complejo para poder remover esto y otro tipo de contaminantes que no sólo se quitan con cloro, como los metales. Este tipo de contaminación está presente y hasta hace poco no se le ponía atención”.

Dra. Judith Domínguez

Erradicar el problema

El problema de la polución en cualquier tipo de aguas de México es complejo, aseguró la Dra. Judith Domínguez, debido a que no solamente se soluciona emitiendo normas. La especialista consideró que la autoridad del agua debe tener la capacidad de supervisar para poder accionar e iniciar un procedimiento.

“Ahí está una debilidad, hay pocos inspectores y esto se vuelve un círculo vicioso, no salimos por mucho que se emitan normas. El problema es la falta de control. Sabemos que todas las actividades tienen un impacto, tienen descargas; pero si se controlan, supervisan, se ponen condiciones como tratar las aguas antes de la descarga final al cuerpo, entonces se hace un poco más manejable. Aunque todo está en la ley, dice que se debe hacer, pero no se ha supervisado durante décadas”, lamento.

Dra. Judith Domínguez

Por su parte, Juan Francisco Bustamante, director de la Asociación Agua México explicó que deben existir mejores normas de sanidad por parte de las autoridades lo que podría derivar en mejor calidad de agua entregada a la ciudadanía, la cual también podría apoyar con el cambio cultural desde casa.

LEER NOTA ORIGINAL EN: EL ECONOMISTA