21 de julio de 2022

Fuente: El Economista

Nota de Maritza Pérez

La sequía que golpea gran parte del territorio nacional mantuvo a más de la mitad (116) de las presas del país con menos de 50% de su capacidad de almacenamiento de agua. Asimismo, las 210 principales presas de México contabilizaron un nivel total de llenado de sólo 45%, un déficit de 11% con respecto a lo registrado históricamente para estas fechas.

La Comisión Nacional del Agua (Conagua) detalló que hasta el pasado lunes 18 de julio las 210 principales presas de México registraron un nivel de almacenamiento de 56,207 millones de metros cúbicos (Mm3); unos 6,632 Mm3 menos que el promedio habitual. Mientras las áreas de sequía extrema y excepcional se profundizaron en estados como Chihuahua y Coahuila.

En suma, las 210 presas situadas a lo largo de todo el país cuentan con un almacenamiento de 126,207.14 millones de metros cúbicos de agua, por lo que actualmente sólo 45% del total de su capacidad está ocupada.

Y es que, de esas 210 presas, únicamente cinco se mantuvieron completamente llenas, pero sólo con 636 Mm3; 26 registraron un llenado de entre 75 y 100%, con 3,717 Mm3 y 63 reportaron un almacenamiento de entre 50 y 75%, con 36,983 Mm3.

Sin embargo, más de la mitad de las presas (116) documentaron un almacenamiento de agua de menos de 50% de su capacidad, con 14,871 Mm3.

Sistema Cutzamala

En el caso particular de las presas de almacenamiento del Sistema Cutzamala (El Bosque, Valle de Bravo y Villa Victoria), que abastecen a una parte de la Zona Metropolitana del Valle de México, la Conagua indicó que, aunque se mantiene un paulatino incremento, al ubicarse en 43.1% de su nivel de llenado, lo que representa 0.9% más que la cifra registrada una semana antes, los niveles de almacenamiento son 19% menos que el nivel histórico.

Sobre la presa El Bosque, se detalló que tiene 33.9% de su llenado, con 68.6 Mm3, lo que representa un aumento de 3.3%, en comparación con el nivel registrado el 11 de julio pasado; mientras que Villa Victoria, contabiliza un llenado de 31.9%, con 59.3 Mm3 y un incremento de 1%, y finalmente Valle de Bravo registra un almacenamiento de 53.1%, con 209.5 Mm3, pero una reducción de 0.4% con respeto a los niveles de agua de la semana pasada.

Lo anterior se explica por una reducción de más del 14% de las lluvias registradas entre octubre de 2021 a la fecha, en comparación con el promedio histórico de ese mismo lapso. En tanto, del 1 de enero al 17 de julio, también se ha registrado un déficit de lluvia de 12.9%.

Por otro lado, el Servicio Meteorológico Nacional, de la Conagua, informó que, del 1 de octubre de 2021 al 17 de julio pasado, ha llovido 14.1% menos que el promedio histórico de ese mismo lapso.

De igual manera reconoció que del 1 de enero al mismo 17 de julio, se ha registrado un déficit de lluvia de 12.9%, en comparación con la media nacional histórica de ese periodo.

Según datos oficiales

Junio, en top 5 de meses más calurosos

De acuerdo con el Monitor de Sequía de América del Norte junio pasado se ubicó entre los cinco meses más cálidos en el país desde que se tienen registros.

Según los datos del monitor que, en el caso de México son aportados por la Comisión Nacional del Agua (Conagua), la temperatura promedio en junio pasado para el país fue de 26.4 °C, que equivalió a 1.3 °C por arriba de lo normal.

“En general, se presentaron temperaturas por arriba del promedio en la Península de Baja California, así como en el centro-norte, de manera contrastante, se presentaron temperaturas más frescas de lo normal en el noroeste y a lo largo de los estados de la vertiente del Golfo de México”, se indicó.

En el norte del país destacó el caso de Coahuila, que registró su junio más cálido; para San Luis Potosí fue su séptimo junio más cálido, mientras que en para Chihuahua representó su octavo junio más cálido.

En Nuevo León y Tamaulipas, la condiciones de sequía fueron, el mes pasado, más fuertes de los habitual. (Redacción)

Para leer la nota original:  El Economista