APLICACIÓN. El encargado del proyecto plantea llevarlo a zonas cercanas al Lago de Chapala donde tienen altas concentraciones de metales pesados y otros contaminantes. Foto: Especial

Académicos y alumnos del Centro Universitario de los Lagos, de la Universidad de Guadalajara, crearon un filtro capaz de eliminar los iones de flúor en el agua de consumo humano, por medio de nanopartículas sintéticas de hidroxiapatita, material que en su forma natural se encuentra en los huesos.

Este descubrimiento basado en la nanotecnología,  ayudará a disminuir los casos de fluorosis dental que aquejan a los habitantes de la zona Altos Norte de Jalisco.

“Con un estudiante de doctorado hicimos una hidroxiapatita sintética, que en contacto con el flúor lo retiene y tiene la capacidad de ser reutilizado para volver a filtrar el agua”, explicó el doctor Rubén Arturo Rodríguez Rojas, encargado de la investigación que llevó poco más de dos años para lograr eliminar los iones pesados del líquido vital.

COSTOS

Rodríguez Rojas dijo que el hallazgo científico está próximo a su publicación, mientras que el prototipo del filtro está en proceso de ser patentado. Asimismo,  calcula que éste último pudiera tener un costo comercial de aproximadamente 700 pesos o menos, ya que depende de la mejora del mismo para utilizar materiales más asequibles.

“El filtro que diseñamos es para ponerlo en una casa, directamente en el pozo, para que se puedan hacer en tamaños mayores”, comentó el también miembro del cuerpo académico de Tecnologías de Materiales del CULagos.

USO EN OTRAS ZONAS

Con pruebas en aguas de varias regiones de Jalisco que presentaban en altas cantidades este mineral natural, el especialista en Nanotecnología asegura que el filtro puede ser utilizado también en las poblaciones aledañas al Lago de Chapala, donde se han presentado metales pesados y otros contaminantes.

“También tienen excesos de ion flúor, y de arsénico, y pensamos que ese mismo material puede atrapar el ion arsénico, pero sería otro trabajo”, agregó.

El “efecto nano”, finalizó Rodríguez Rojas, es parte de una nueva era de la ciencia que no se puede observar a simple vista, porque “el tamaño de las nanopartículas es un millón de veces más pequeño que el grosor de un cabello”.

¿QUÉ ES?

La fluorosis dental es una anomalía de la cavidad oral, en especial de las piezas dentales originada por la  ingestión excesiva y prolongada de flúor.

Las principales fuentes de  fluoruro están contenidas en bebidas, incluida el agua de grifo; alimentos procesados con agua fluorada; pasta dental y otros productos para el cuidado bucal.

Fuente original