agua

Diversos organismos iniciaron un taller de tres días para fortalecer los conocimien-tos sobre el buen manejo de recursos hídricos del territorio nacional y del transfronte-rizo.

Foto referencial: Periódico Equilibrium.

Con el apoyo del Programa Hidrológico Internacional del Fondo de las Naciones Unidades para la Educación, la Ciencias y la Cultura (Unesco) y la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN) se ha iniciado un taller con el que se busca profundizar sobre la legislación de aguas en El Salvador.

En el mismo participan como ente financiero la Agencia Suiza de Desarrollo y Cooperación (Cosude) y como coordinador el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales (MARN).

Fuentes de las instituciones dijeron que esta iniciativa es parte del apoyo al diálogo y a la reflexión nacional sobre la cooperación transfronteriza con Honduras acerca del acuífero Ocotepeque-Citalá.

El estado actual, la problemática y los avances en la legislación e institucionalidad de aguas en El Salvador, así como la vinculación del derecho internacional de aguas transfronterizas con el derecho nacional de aguas en El Salvador, son los temas prioritarios que desde el jueves y, durante dos días, serán desarrollados.

La actividad se realiza en el marco de la segunda fase del proyecto Gobernanza de Recursos de Agua Subterránea en Acuíferos Transfronterizos (Ggreta), ejecutado a través de la coordinación entre el Programa Hidrológico Internacional (PHI).

El MARN apoya las acciones del proyecto que contribuye al fortalecimiento del conocimiento de la disponibilidad de los recursos hídricos subterráneos de la zona y la capacidad de gestión para el desarrollo.

Este es el seguimiento a los mecanismos de gobernanza y empoderamiento local para la gestión de los recursos hídricos del acuífero Ocotepeque-Citalá en el período 2016 – 2018 que se iniciaron entre 2013 y 2015, en el área del Trifinio, donde se encuentra el acuífero, mismo que es uno de los tres objetos de estudios en el mundo.

Como resultado de esos estudios ahora se conoce que existen dos zonas acuíferas separadas, una en el Valle de Esquipulas (Guatemala) y otra en la zona transfronteriza compartida por Honduras y El Salvador.

Fuente original